Deportes que mejoran tu vida sexual

Es un hecho que la práctica regular de ejercicio es beneficiosa para nuestra salud general. Y de manera más concreta, se ha comprobado científicamente que el sexo y el deporte van de la mano y hay una serie de deportes que nos ayudarán de diferentes manera a hacer más beneficiosa aún nuestra vida sexual, y siempre querrás quedar bien con la otra parte, ya sea tu pareja o barcelona escorts.

Lo más básico de esta evidencia es que estar en buena forma y tener un cuerpo saludable repercute de forma positiva en la actividad sexual, como en cualquier otra actividad física. La práctica de deporte es muy positiva para el cuerpo y también para las emociones, ambas cosas de gran implicación en una relación sexual.

¿Cómo puedes mejorar?

Hay diferentes tipos de ejercicios cuya práctica nos beneficiará en la cama: aeróbicos (running, nadar,) de relajación, flexibilidad y conexión con uno mismo (yoga, Pilates, etc.). Nosotros te ofrecemos unos cuantos para que elijas el que mejor te convenga, pero debes tener en cuenta que lo mejor es ir probando todos hasta encontrar el que mejor se adecúe a tus características y preferencias. De nada sirve que te expliquemos los beneficios de un ejercicios en concreto si luego te aburres como una ostra, porque eso va a suponer una desmotivación y al final lo acabarás dejando.

Aeróbicos

Los ejercicios de tipo aeróbico son los que más beneficios aportan a la sexualidad. Por ejemplo, 30 minutos de ejercicio aeróbico diario es una prevención demostrada contra la disfunción eréctil masculina. En lo que a las mujeres respecta, la práctica habitual de deportes contribuye a acelerar la circulación del flujo sanguíneo en el clítoris, por lo que se potencia la función sexual femenina. Además, el trabajo aeróbico incrementa la producción de dopamina, una de las hormonas que se encargan del deseo sexual. También ayuda a disminuir problemas cardiovasculares que comportan el cierre de arterias y de esa forma dificultan la lubricación, erección y clímax.

Relajación y flexibilidad

La práctica de yoga no sólo es beneficiosa porque se eleva el flujo sanguíneo, sino que muchas de sus posturas son beneficiosas para las zonas erógenas como la pelvis, por lo que se aumenta la sensibilidad de la zona y el deseo. Además este tipo de ejercicios ayudan a ganar autoconfianza. Otro detalle sobre el yoga es que su práctica rutinaria alinea los chakras lo que comporta que el sexo sea más placentero.

Lo más importante del ejercicio físico es cogerlo con ganas y constancia. No busques el rendimiento inmediato, sino habituar al cuerpo a una actividad sana y moderada que active todos los músculos y sea realmente positiva para el organismo, porque igual de negativo es no hacer nada que hacer demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *